Portada | Cartelera | Musicales | Noticias | Notas | Beneficios | Castings | Cursos | Publicidad | Nosotros | Foros | Usuarios
  Buscar   en     
 
  Detalle de la nota
 
 
El Principio de Arquímedes: Critica
Fuerte y bella pieza teatral con dramaturgia del catalán Josep Maria Miró, estupenda dirección de Corina Fiorillo, e interpretado por Alejandro Paker, Martín Slipak, Beatriz Spelzini y Nelson Rueda. Crítica de Brenda Schraier.
 
 
 

23.Octubre.2014

El Principio de Arquímedes se desarrolla en el vestuario de un natatorio (espacio de intimidad), donde Ana (Beatriz Spelzini) la meticulosa y obsesiva directora del mismo deberá enfrentar la seria acusación de David (Nelson Rueda), el padre de un infante ante un acto cariñoso: un beso, supuestamente inocente, y un abrazo por parte Rubén (Alejandro Paker), el instructor, hacia uno de sus pequeños alumnos que tenía miedo de entrar al agua sin su flotador. El cuarteto se completa con Héctor (Martín Slipak), otro entrenador, incrédulo y confidente de las sospechas de la encargada del establecimiento, que le cuestiona a Rubén sus métodos pedagógicos y su relación con los niños. De esta manera la obra genera múltiples puntos de vista que se juegan en el escenario, transformando la mirada de los espectadores que se ven obligados a tomar partido sobre lo ocurrido.

Las actuaciones son admirables. Alejandro Paker, el docente cuestionado, aborda su trabajo con absoluta entrega logrando naturalidad en las escenas comprometidas que tiene su personaje, transitando el comienzo como un profesor seductor, atlético y ganador para luego terminar convirtiéndose en alguien indefenso, inseguro y miserable.
Beatriz Spelzini, desarrolla su papel con altura, logrando conmover profundamente. Su personaje pasa por diversos pensamientos y sentimientos contradictorios a lo largo de toda la obra. Matín Slipak, cumple su rol y el mandato con exactitud, en un trabajo que logra su cometido manteniéndose al margen de lo ocurrido.
Por último, Nelson Rueda con la intensidad de su discurso compone a ese padre, con el que seguramente gente de la platea se identifique, que exige explicaciones y respuestas sobre el supuesto abuso que él, al igual que los otros padres de los alumnos de natación, cuestionan como un hecho inadmisible que se sobredimensionó a través de los comentarios, del boca a boca, y la publicación en las redes sociales, que terminan por exponer al otro al juicio público.

Cada personaje a través de las palabras, las actitudes corporales y las emociones, tratarán de mostrar su verdad. En el mismo texto se hace referencia a que ciertos gestos o actitudes que en décadas anteriores pasaban desapercibidas o no se cuestionaban, hoy conllevan duras críticas y pueden terminar por lastimar a seres indefensos.

Es una obra en que todos los personajes parecen tener razón; y donde no se juzga un hecho sino algo tal vez haya sucedido.
Todo cuerpo sumergido en un fluido experimenta una fuerza ascendente igual al peso del volumen del líquido que desaloja”, dice Arquímedes. Lo cierto es que ningún personaje de la obra toca fondo, ninguno se hunde, al contrario en cada momento parece abrirse un poco más el lugar por donde caminan.

La escenografía de Enric Planas permite la transformación del escenario, va cambiando la disposición del espacio con el fin de retroceder y avanzar, en una historia cuya lógica va cobrando sentido a medida que los distintos personajes se despojan de sus seguridades y entran en una zona riesgosa, insegura y perturbadora que amenaza su integridad moral. 
El movimiento de la escenografía permite que todo el público pueda observar lo que ocurre estableciendo distintas perspectivas sobre las cuales es posible comparar y establecer posiciones acerca de los hechos. El vaivén escenográfico refuerza el carácter dudoso de la verdad. Los acontecimientos que se desarrollan en este espacio aséptico y despojado demandan la toma de posición de los espectadores para lo cual es necesario su permanente atención.
En algunos cuadros la acción retrocede para mostrar lo ocurrido anteriormente y luego se desarrolla la escena completa. Este recurso sirve para subrayar la intriga al mismo tiempo que funciona como advertencia para no juzgar por anticipado.

La obra no muestra una representación de las escenas organizadas siguiendo un orden temporal, más bien el público será testigo de un avance irregular donde los finales y los comienzos de cada escena se irán sucediendo, superponiendo y repitiendo en un orden discontinuo.
El espectáculo no es lineal, hay saltos temporales y diálogos que sugieren una cosa, pero cuyo significado cambia al brindar el contexto “completo” de lo sucedido.

Si bien El Principio de Arquímedes se enfoca en un supuesto caso de abuso infantil, que nunca se termina de nombrar, la esencia tiene más que ver con la forma de mirar un gesto, de interpretarlo y deformarlo, más aún cuando está ligado a la sexualidad. Las reacciones de una sociedad que requiere únicamente la seguridad como condición de vida.

Todo aquello que no podemos procesar ni afrontar sube a la superficie, “flota en el agua”, dejándonos indefensos. La hipocresía, los prejuicios y nuestra configuración ideológica nos lleva a la construcción de miradas y apreciaciones sobre la realidad que la deforman y modifican para hacerla comprensible según nuestros deseos, miedos, debilidades y fortalezas.

El Principio de Arquímedes termina por convertirse en un hecho teatral que involucra, inquieta, perturba y compromete desde el lugar por donde se lo mire. La acción nunca abandona la intriga ni la tensión. Es una obra que invita al debate y a la reflexión.

 

Brenda Schraier
brenda@geoteatral.com.ar

 
 
 
  Información  
 
 
 
TEATRO
Teatro Apolo
DIRECCIÓN
Av. Corrientes 1372
TELEFONOS
WEB
http://www.teatroapolo.com.ar
 
FUNCIONES
Jueves 21 hs.
Viernes 21 hs.
Sabado 21 hs.
Domingo 20 hs.
LOCALIDADES
Desde $250
 
  Ficha Técnica  
 
 
 

Autor: Josep Maria Miró
Traducción: Eva Vallinés Menéndez, adaptación de Jesús Pece
Dirección: Corina Fiorillo.
Elenco: Esteban Meloni - Beatriz Spelzini - Martin Slipak - Nelson Rueda.

Elenco original: Juan Minujin (luego Alejandro Paker), Beatriz Spelzini, Martín Slipak y Nelson Rueda.
Asistencia artística: Jesús Pece
Entrenamiento corporal: Alejandra Cohen
Música: Rony Keselman
Iluminación: Soledad Ianni
Vestuario: Julieta Risso
Escenografía: Enric Planas.

Temporada: 14/01/2015 al 01/03/2015
 
    Enviar nota por E-mail  
Share    
< Volver a Cartelera
...........................................................................................................................................................
 
¡Enviá tu comentario!
Tenés que ser un usuario registrado para enviar tu comentario. ¡Registrate gratis!
 

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algíºn comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Enviar un comentario implica la Aceptación del Reglamento.

 
 
 
 
........................................................................
  + Leidas  
 
  + Recientes  
 
  + Comentadas  
........................................................................
........................................................................
Quiero suscribirme al Newsletter!
........................................................................
 
Portada | Cartelera | Musicales | Noticias | Notas | Beneficios | Castings | Cursos | Publicidad | Nosotros | Foros | Usuarios
Nos acompañan:
 
Copyright © 2006-2011 - GEOteatral S.R.L - Todos los derechos reservados - Desarrollado por Pablo D. Berniker - Design by Mueka Studio