Portada | Cartelera | Musicales | Noticias | Notas | Beneficios | Castings | Cursos | Publicidad | Nosotros | Foros | Usuarios
  Buscar   en     
 
  Detalle de la nota
 
 
El secuestro de Isabelita - Crítica
Crítica de Juan Manuel López Baio de la obra “clandestina” dirigida por el compañero Daniel Dalmaroni.
 
 
 

La sensación de sótano que da la sala chica del Teatro del Pueblo es ideal para situar espacialmente esta obra, que nos presenta las vicisitudes de una célula armada de ex-Montoneros (expulsados del movimiento por “fierreros”) en pleno trance revolucionario: un delirante plan para secuestrar a Isabelita que se complica cuando, por un inesperado equívoco, terminan secuestrando a una empleada. El uso de esta espacialidad por parte de los intérpretes, desplegado hasta los bordes de la platea en sus tres frentes, favorece la construcción de esa situación a la vez íntima y colectiva, intensa y peligrosa, que constituye un grupo de militantes “guardados” en su base de operaciones.

Quizá donde la obra más flaquea es en la primera escena, al instalar demasiado bruscamente una situación extrema (el final del operativo de secuestro) que no llega a consolidarse como tal. Pero rápidamente el código que se establece (desde la situación equívoca, la presentación y el discurso de los personajes, sus vínculos y comportamientos enmarcados por una coherente rigidez ideológica que, sin llegar a caricaturizarlos, juega todo el tiempo en el borde del estereotipo y el ridículo) nos refiere a una verosimilitud que se sustenta más bien en un realismo farsesco, una mirada crítica que asume y aprovecha la distancia histórica con los hechos que relata para construir una visión irónica (que no cínica) sobre un modo de entender la praxis política que tuvo tremendas consecuencias en nuestro país.

Desde esta perspectiva, un trabajo interesante de composición (acompañado de actuaciones teñidas por esa intensidad “fierrera” de la que dan cuenta), montado sobre un texto ingenioso y dinámico, logran el ritmo justo para arrancar del público la risa abrupta y lúcida, esa que deja un resabio reflexivo, una inquietud que necesita y pide pensarse cuando las imágenes que tanto nos tentaron vuelven más tarde a nosotros.

Sin grandes pretensiones en la indagación de una poética escénica, la obra se resuelve con efectividad y un gran oficio, signando la real urgencia de las reflexiones que suscita. Obra caliente que en estos tiempos, por suerte, cada vez más militantes, pide la palabra para recordarnos hasta qué niveles de absurdo desencuentro puede conducirnos el anquilosamiento de nuestras convicciones más honradas, cuando la pasión y la acción se disocian de un pensamiento abierto y autocrítico.

Juan Manuel López Baio
jmbaio(a)geoteatral.com.ar


 
 
 
    Enviar nota por E-mail  
Share    
< Volver a Cartelera
...........................................................................................................................................................
 
¡Enviá tu comentario!
Tenés que ser un usuario registrado para enviar tu comentario. ¡Registrate gratis!
 

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algíºn comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Enviar un comentario implica la Aceptación del Reglamento.

 
 
 
 
........................................................................
  + Leidas  
 
  + Recientes  
 
  + Comentadas  
........................................................................
........................................................................
Quiero suscribirme al Newsletter!
........................................................................
 
Portada | Cartelera | Musicales | Noticias | Notas | Beneficios | Castings | Cursos | Publicidad | Nosotros | Foros | Usuarios
Nos acompañan:
 
Copyright © 2006-2011 - GEOteatral S.R.L - Todos los derechos reservados - Desarrollado por Pablo D. Berniker - Design by Mueka Studio