Portada | Cartelera | Musicales | Noticias | Notas | Beneficios | Castings | Cursos | Publicidad | Nosotros | Foros | Usuarios
  Buscar   en     
 
  Detalle de la nota
 
 
En Primera Persona - Cecilia Propato
La dramaturga y directora teatral Cecilia Propato, habla sobre: Bildungsroman. Nos comparte sus sensaciones, como nació el mismo, y un rico análisis sobre la estructura de este díptico, de la puesta en escena y el trabajo con los actores.
 
 
 

Siento que “Bildungsroman” es como el árbol que tengo en la puerta de mi casa, un robusto fresno americano que tiene unas hojas delicadas y  cientos de ramas, algunas más gruesas y otras más finas que se entrecruzan, sus detalles son pequeños pero su alcance es de una gran inmensidad e intensidad. A la mañana cuando me levanto, miro a través de mi ventana y me encuentro con su presencia, me repara del sol, contiene el viento y sus ramas y hojas danzan con la lluvia. Se podría decir que este árbol, “mi árbol” es la concentración de la fuerza y de la debilidad. Así percibo a “Bildungsroman”. El disparador para escribir “Bildungsroman” fue el encuentro fortuito en un sitio de internet de un diario personal de una guardia nazi anónima que escribió sus impresiones acerca de su rol como vigilanta en un campo de concentración y opiniones –en una catarsis de megalomanía extrema- sobre cómo la veían a ella  (sobre todo en cuanto a su aspecto físico)  las mujeres cautivas en los campos de concentración. Encontré este texto mientras buscaba información sobre la esposa de Fritz Lang, el director del filme “Metrópolis” quien era guionista con una fuerte impronta filonazi, en mi recorrido de investigación que hago antes de dar una clase y, en ese momento, estaba por dar una charla sobre Expresionismo Alemán  y Arquitectónico en la facultad. Leí el diario personal  y anoté el link para buscarlo unos días después pero, cuando quise retomar esa lectura, lo habían sacado de circulación debido a su contenido ofensivo y discriminatorio así que me quedó esa impresión casi fugaz de una confesión del horror que cometía esta guardia y de la naturalización del mismo.

Cuando me aproximo a escribir un material dramático en general es porque ando con algún interrogante que me
  atraviesa  el imaginario y, en ese momento, me preguntaba acerca de los procesos perversos en las relaciones interpersonales;  en lo que puede ser malo para uno y justificado para otro; en los bordes delgados que hay para muchos entre el bien y el mal y  dónde está el límite entre ambos; en los choques entre la ética que es universal y la moral que es particular; en las lógicas de poder... Como Dramaturga y maestra de Dramaturgia  puedo separar lo que es estar  atravesada por una pregunta, lo que es encontrar un disparador o motor como ese Diario Íntimo y lo que es la imagen generadora a partir de lo cual comienzo a escribir la pieza teatral que sería como la semilla pequeña, casi imperceptible del cual surgió,  por ejemplo, mi fresno americano hasta llegar a ser un árbol tan potente. No me importó no volver a encontrar ese diario de esta vigilanta nazi, me pareció bien que lo quitaran de internet, festejé eso y celebré haberlo leído antes de que lo sacaran. Encontrarte con lo repulsivo te hace fortalecer la idea y diferencia entre el bien y el mal.  De esta forma –atravesada por los interrogantes acerca de la maldad y la perversión y con el recuerdo de la lectura del diario íntimo de esta guardia nazi- me apareció la imagen primigenia: ¨una mujer rubia, alta, robusta, de postura rígida,  con un traje marrón, rostro blanco, labios rojos que está  sentada en un inodoro dispuesto en un páramo”. Esa fue la  imagen, fue el gérmen, sin la cual “Bildungsroman “no existiría como no existiría mi fresno americano sin la semilla que un día fue y que hoy es el cimiento, la raíz de un árbol fabuloso. El ámbito en el que se encontraba esta mujer hablaba de  debilidad, entonces decidí contar la fortaleza desde la debilidad.

Estructura del Díptico/Unipersonal:
Desde el punto de vista dramático, todo monólogo para que tenga entidad dramática y contenga una direccionalidad  tiene que estar dirigido a un interlocutor quien puede estar mencionado directamente o no. El interlocutor actúa como la otra parte dialéctica del habla solista del personaje (que en el diálogo entre dos o más personajes es evidente) y le da un marco a ese discurso para que no se desmadre. En primer lugar, me surgió escribir un monólogo del personaje María que está dirigido a dos interlocutores: al médico que la vió nacer  y  otro monólogo dirigido a su amante Heinrich, un general Nazi que “trabaja” en  otro campo de concentración de otra ciudad alemana, quien además está escribiendo una “Bildungsroman” (no hay una traducción exacta de esta palabra del alemán al español pero significa novela de vida. Se considera que Herman Hesse fue uno de los representantes de este tipo de relato)

Los monólogos que dice la protagonista
  (Marina Cohen) tienen una entidad de pedido, de súplica pero con tonos autoritarios y taxativos por parte de María . Ella es una victimaria que se siente víctima pero que no soporta sentirse víctima y menos aún presentar momentos de debilidad. En un principio “Bildungsroman” se construyó con estos dos monólogos, inclusive presentamos esta primer parte en el Festival Victor García organizado por La Sodería Teatro y Teresita Guardia (San Miguel de Tucumán) en Mayo del 2013. Pero cuando la ví con cierta distancia en el festival sentí que le hacía falta sumar otro relato e incluir otro interlocutor. Es así como  me surgió la idea del Díptico (que junto con el tríptico provienen de la pintura medieval) y un tercer interlocutor que es Hitler, si bien no se lo nombra expresamente pero lo más importante es que el personaje María contiene al régimen  fascista en sí misma y siente devoción por el dictador.  Por momentos ella es como si lo observara desde afuera a Hitler, casi en un estado de obnubilación y, en otros instantes,  ella está atravesada por la subjetividad del dictador
En términos generales, las partes de los Dípiticos y Trípticos  plantean escenas que tienen independencia entre sí pero que, al mismo tiempo, si se las ve consecutivamente determinan una lectura conjunta. Si bien “Bildungsroman” está contada desde el punto de vista de María en donde sujeto y contexto se mixturan y confunden, se podría decir que las dos partes del Díptico se circunscriben dentro de dos etapas del nazismo si bien esto no está aclarado ni hay una voluntad de ello pero la primera parte se ubicaría  al comienzo del régimen nazi y de la construcción de los campos de exterminio y la segunda parte hacia el final de la guerra y del horror nazi. Digamos en la decadencia de la decadencia misma.

En cuanto al manejo del tiempo, hay una noción extrañada del mismo ya que la transición entre las dos partes del Díptico están vinculadas a las características románticas y expresionistas del personaje María. En la primer parte ella se muestra con una conducta humana, perversa pero humana, se puede vislumbrar aún su humanidad. En la segunda parte, ella se automatiza, se vuelve robótica, sale del realismo y entra en la noción de máquina del expresionismo alemán, de mujer máquina, roza lo clownesco y el patetismo en su esfuerzo por la automatización y genera un choque constante entre la hembra que seduce y
  muestra y la bestialidad masculina. Como punto de contacto tomé la mujer robot de Metrópolis de Fritz Lang volviendo al punto de partida de la obra y porque me surgió intuitivamente de ese modo. Hay películas que viven en mí, forman parte de mi imaginario, de mi retina.

Puesta en escena y la Dirección de Actores:
Para la puesta en escena tomé la imagen primigenia que tuve para escribir la obra: un inodoro en un baño improvisado  ubicado  en el medio de un predio de un campo de concentración.  Para mí la noción de puesta en escena está vinculada a qué sacar y quitar y no a la idea de cargar, de llenar. Es el vacío el que resignifica el espacio y los objetos que hay en él. En este sentido inclusive el cuerpo de la actriz es un objeto que cuenta en un espacio. Brecht creía que “Si dejás al público un espacio libre, en ese espacio libre el espectador puede entrar y emocionarse”. Y también como escribió Peter Brook en su libro “ El Espacio vacío” hay un teatro  y una sala para cada tipo de obra y en este sentido la Sala del Teatro del Abasto  es la ideal para disparar este imaginario de predio, de cuadrilátero que si bien está al aire libre es opresivo, casi enloquecedor, despliega la imagen de un campo  estéril, fangoso, en donde los zapatos que usa esta vigilanta nazi se hunden, en donde tratar de mantener la elegancia sobrepasa la extravagancia y limita la locura. A final del espacio-predio ubiqué el inodoro blanco, el único objeto que dá idea de humanidad y de cotidianeidad, una cotidianeidad que puede reunir a todos más allá de las ideologías y posturas políticas.  En la primer parte del Díptico-Unipersonal María está muy cerca del inodoro, casi al mismo nivel , equiparada a él porque está en un plano de humanidad, de una humanidad enrarecida pero humanidad al fin;  pero a medida que transcurre el unipersonal ella se aleja del objeto inodoro para luego volver a él en la segunda parte del Díptico pero esta vez para usarlo en forma extracotidiana. Esto genera toda la obra un efecto de extrañamiento y también de noción de puntum fotográfico en donde el referente real todo el tiempo es la imagen a lo lejos del inodoro blanco  del cual María se aleja y se aproxima. Konrad Zschiedrich,  Director de Teatro Alemán dice acerca del método de distanciación y/o Extrañamiento brechtiano: “Si conocemos una cosa demasiado bien no sabemos como es en realidad. Brecht quería que uno vea una cosa conocida desde siempre como algo nuevo”.

La idea de un gran espacio en donde hay un inodoro y el personaje María es coincidente con el objetivo de trabajar la crueldad y maldad de María desde su debilidad. Ese espacio enorme que provoca también la concepción de un sistema mayor que hay sobre María y sobre cualquiera, es la representación de la soledad, de esa soledad que se le viene encima. Asimismo podría ser el espacio para pensar, el lugar para la individualidad pero ella no puede reflexionar porque tiene al sistema represor adherido a su persona.
La iluminación está diseñada desde un concepto de provocar un imaginario ambiental y no tan teatral, por eso va desde  tonos fríos pero en donde se genera claroscuros como si el lugar no estuviese del todo alumbrado o donde algunas luces se prenden y se apagan. Esta iluminación contrasta con el atuendo de María que es un traje marrón de lino con corte  racionalista, estilo años 40 y zapatos de la misma línea que remite a uniforme y al mismo tiempo podría tratarse del vestuario de cualquier mujer  de esa época que se dedique a la tarea de vendedora, secretaría o taquígrafa. Debajo de su traje ella lleva un corset negro  y medias con ligas que se dejan ver en la segunda parte del Díptico lo cual hablan de dos mundos que conviven en María. En cuanto a la Dirección de Actores, María se mueve en líneas rectas reviviendo el movimiento de los peones en el juego de ajedrez y se traslada en  cruz. Las líneas rectas tienen que ver con el universo militar y su andar coincide con la forma taxativa de pronunciar los monólogos como si el ritmo tuviera que ver con el sonido de unos zapatos que marchan en el medio del silencio. Un silencio que como el vacío por momentos pareciera que deja escuchar como los jarros de lata golpean contra los barrotes de las celdas.

Cecilia Propato - Autora y Directora de “Bildungsroman”

 
 
 
  Información  
 
 
 
TEATRO
Teatro del Abasto
DIRECCIÓN
Humahuaca 3549
TELEFONOS
4865-0014
WEB
http://www.teatrodelabasto.com
 
FUNCIONES
Sabado 19 hs.
LOCALIDADES
General $80
 
  Ficha Técnica  
 
 
 

Actúa: Marina Cohen
Autora: Cecilia Propato

Diseño del espacio y Escenografía: Cecilia Propato
Diseño de Iluminación: Sergio Cucchiara.
Intervención Artística del inodoro: María Laura D Ambrosio y Leandro Roth
Vestuario: Marina Cohen
Prensa: Simkin y Franco
Asistencia de Dirección: Germán Marteau
Asistencia de Piso: Florencia Melnechuk
producción ejecutiva: Germán Marteau/Cecilia Propato
Fotografía: Aldana Macedo
Video: Ana Rubiolo
Dirección: Cecilia Propato

Temporada: 13/02/2014 al 30/04/2014
 
    Enviar nota por E-mail  
Share    
< Volver a Cartelera
...........................................................................................................................................................
 
¡Enviá tu comentario!
Tenés que ser un usuario registrado para enviar tu comentario. ¡Registrate gratis!
 

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algíºn comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Enviar un comentario implica la Aceptación del Reglamento.

 
 
 
 
........................................................................
  + Leidas  
 
  + Recientes  
 
  + Comentadas  
........................................................................
........................................................................
Quiero suscribirme al Newsletter!
........................................................................
 
Portada | Cartelera | Musicales | Noticias | Notas | Beneficios | Castings | Cursos | Publicidad | Nosotros | Foros | Usuarios
Nos acompañan:
 
Copyright © 2006-2011 - GEOteatral S.R.L - Todos los derechos reservados - Desarrollado por Pablo D. Berniker - Design by Mueka Studio