Portada | Cartelera | Musicales | Noticias | Notas | Beneficios | Castings | Cursos | Publicidad | Nosotros | Foros | Usuarios
  Buscar   en     
 
  Detalle de la nota
 
 
Entrevista a Daniel Veronese
Hablamos con el dramaturgo y director sobre su último espectáculo: ¨Los hijos se han dormido¨ versión de La Gaviota de Chejov, nos cuenta sobre el trabajo al versionar textos, su búsqueda estética, y su pasión a la hora de dirigir actores
 
 
 

Martin Dichiera: Los hijos se han dormido es una versión de La Gaviota de Chejov ¿En qué momento nace este proyecto, y qué elementos le permite la obra original trabajar para la construcción y lo que quiere plasmar en este espectáculo?

Daniel Veronese: El proyecto comienza hace un par de años, después de hacer Tio Vania quería hacer ésta y en el medio hice dos versiones de Ibsen… La obra en sí, en su totalidad me permite indagar… yo parto de la original y voy rescribiendo y creando algo nuevo sobre lo escrito – en algunas partes difiere del original y en otras se acerca bastante.
Tomo del original y voy cambiando… hay una intuición, tenés en tu cabeza hacia dónde ir, o que podes llegar a lograr con determinadas formas o si querés hablar de un tema, es lo mismo que esto: leo y para mí el tema que más me interesa es éste, va por aquí… intento traer el lenguaje a una cosa muy cercana, sin perder la poesía de Chejov, pero tampoco que suene a literatura, no me interesa la literatura a la hora de hacer teatro, sino me interesa el teatro


M.D: ¨Un hombre que se ahoga¨ marca un primer cambio estético en sus puestas, fundamentalmente, en donde lo ¨teatral¨ como tema empieza a adquirir cada vez más relevancia, en esta puesta precisamente es uno de los temas. A la distancia ¿Cómo ve que fue ¨madurando¨ dicha preocupación y cómo fue el tratamiento en las distintas piezas, hasta llegar a Los hijos se han dormido?

D.V.: Quizás en esas el teatro aparece más por diversión, aquí el teatro aparece en el original, de 10 personajes 4 se dedican al teatro, y la conflictiva es sobre el arte, sobre las nuevas tendencias o sobre el arte convencional, sobre lo nuevo y lo viejo, lo ya probado y lo no probado… asi que, como todo, es un tema que me gusta plantearlo en el teatro y no me fue dificultoso seguir la línea de Chejov y me da posibilidad también para arrimar algunos conceptos de cómo pienso yo el teatro, o que preguntas me hago… en realidad si ves bien, si escuchas bien, no hay nada claro: todo lo que se dice, se contradice. Me parece que la contradicción en el terreno de lo artístico es fundamental para crecer, para crear. Yo voy creando basándome en la contradicción de lo que estoy haciendo, y es raro que yo piense que algo está en una sola dirección, creo que trato de abrir, conceptualmente todo lo que se dice se puede negar y se puede pensar lo contrario.

M.D.: En la obra una de las relacionas más potentes es la de Arkadina y Treplev, usted realizó un juego (similar al utilizado en Espia a una mujer que se mata, utilizando textos de ¨Las Sirvientas¨ de Genet) donde éstos, de alguna forma ¨reviven¨ la relación de Hamlet y Gertrudis ¿Podría contar cómo fue la incorporación de este elemento y como la desarrollo?

D.V.: Hamlet esta esbozado en el material, pero la idea de Hamlet se me apareció antes de leer La Gaviota, le encontré ese paralelismo y luego veo que está alli. Chejov le hace decir unos textos Shakesperianos a ellos en un pequeño momento, entonces eso me reforzó la idea y fui ahí con todo, no le encuentro relación con lo de Genet, creo que son mecanismos distintos, el otro es un mecanismos que habla de una imposibilidad histórica de que en ese momento Chejov hubiese conocido a Genet, espacial y temporalmente, en cambio aquí es como profundizar algo que el autor ya lo planteaba. Creo que lo otro es un hecho poetico-dramatico, pero acá es más dramático-poético, creo que juega en el drama con una potencia más concreta

M.D.:
En los últimos años hay una inclinación por versionar textos en lugar de realizar textos propios ¿A qué se debe y cómo ve actualmente su rol de dramaturgo?

D.V.: Yo creo que es una facilidad, a mi me gusta mucho dirigir, y el hecho de escribir te lleva un tiempo que prefiero emplearlo en dirección, en enfrentar directamente al público con ese material, entonces tengo un paso salvado… y además que no escribo como Chejov, ni como Ibsen, ni nadie de nuestros contemporáneos pueden hacerlo, ¿entonces porque no ir directamente a estas piezas que fueron claves en la dramaturgia y hacerlas florecer hoy? Esto me permite esta casi simultaneidad entre la escritura y la puesta en escena – no es simultaneo porque yo el material lo tengo terminado al empezar a ensayar – pero el proceso de escritura es mucho más rápido, me permite presentar 4 obras por año, que en el otro caso, a veces estaba 6 meses escribiendo un material y recién lo montaba cuando lo terminaba, es una ansiedad escénica por un lado, y porque el placer mayor esta en el trabajar con los actores que escribir en mi casa los textos.
Yo siento que sigo escribiendo pero de otra manera, menos ortodoxa, pero también escribo cuando modifico ciertas cosas que son sustanciales en las obras de Chejov, o de Ibsen o de cualquiera de los que vendrán ahora, la escritura para mí está ahí, está presente, siento que puedo escribir de otra manera.
 
M.D.: ¿Y con que otro autor le gustaría trabajar o intervenir?
D.V.: Estoy buscando porque Chejov se me acaba, Ibsen haría otro más…quizás voy a intentar por enésima vez meterme con Shakespeare que nunca pude, nunca fue a buen puerto pero algo saldrá, también estoy pensando en Strindberg.
 

M.D.: En general se destaca en las puestas la ¨forma¨ de actuación, sin artificios ¿Hacia dónde apunta y como realiza dicho trabajo?

D.V.: A buscar la verdad ¿Cómo buscas la verdad? Observando, quitando, orientando, viendo, intuyendo, hay que ser muy buen observador y no dejar pasar un segundo de mentira en el teatro - obviamente todo es mentira - pero que la mentira este bien vehiculizada.
Un gran porcentaje del trabajo del director es elegir, seleccionar, convencer al actor que te tenga confianza y que crea en eso que está haciendo mal que no lo tiene que hacer y explicarle porqué … pero el actor no lo tiene que hacer, lo tiene que sentir, el actor tiene que coincidir con vos, rara vez yo doy una orden a un actor de algo que no quiere hacer, si no lo quiere hacer me pregunto porqué no lo quiere hacer y voy por otro camino, o lo pienso, simplemente porque el pone su cuerpo, quizás no lo puede hacer, no es que no quiera, y si no lo puede hacer no tiene que hacerlo, se tiene que generar una dinámica de posibilidades y de elecciones, de necesidades entre el texto, la situación, mi mirada y las posibilidades del actor, de lo que puede hacer en ese momento, entonces suelo también cambiar mucho situaciones hasta encontrar que porción de verdad entra en ese lugar y me arma en el rompecabezas, si el dibujo es un poco distinto, no importa, no es que quiero decir algo, sino lo que quiero es que suceda algo concreto – por supuesto que no puede pasar cualquier cosa – pero algo parecido, o inclusive distante pero que arma ese rompecabezas yo lo armo, no tengo problema.

 
 
 
  Información  
 
 
 
TEATRO
Teatro San Martin
DIRECCIÓN
Av. Corrientes 1530
TELEFONOS
0800-333-5254
WEB
http://www.teatrosanmartin.com.ar
 
FUNCIONES
Miercoles 20 hs.
Jueves 20 hs.
Viernes 20 hs.
Sabado 20 hs.
Domingo 19 hs.
LOCALIDADES
Miercoles $30
Platea $60
 
  Ficha Técnica  
 
 
 

Los hijos se han dormido, escrita y dirigida por Daniel Veronese.
Elenco: Claudio Da Passano, María Figueras, Berta Gagliano, Ana Garibaldi, Fernán Mirás, Osmar Nuñez, María Onetto, Carlos Portaluppi, Roly Serrano, Marcelo Subiotto.
Asistente artística Felicitas Luna
Coordinación de vestuario Valeria Cook 
Escenografía Alberto Negrín.
En coproducción con el Festival de Otoño de París, el Teatro de La Bastille y Sebastián Blutrach.

Temporada: 03/02/2012 al 01/04/2012
 
    Enviar nota por E-mail  
Share    
  Notas relacionadas  
  > Un tranvía llamado deseo – Critica  
  > La ultima sesion de Freud - Critica  
  > Entrevista a Daniel Veronese: Sonata de Otoño  
  > Espia a una mujer que se mata - Critica  
  > El desarrollo de la civilización... - Critica  
  > Mujeres soñaron caballos – Critica  
< Volver a Cartelera
...........................................................................................................................................................
 
¡Enviá tu comentario!
Tenés que ser un usuario registrado para enviar tu comentario. ¡Registrate gratis!
 

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algíºn comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Enviar un comentario implica la Aceptación del Reglamento.

 
 
 
 
........................................................................
  + Leidas  
 
  + Recientes  
 
  + Comentadas  
........................................................................
........................................................................
Quiero suscribirme al Newsletter!
........................................................................
 
Portada | Cartelera | Musicales | Noticias | Notas | Beneficios | Castings | Cursos | Publicidad | Nosotros | Foros | Usuarios
Nos acompañan:
 
Copyright © 2006-2011 - GEOteatral S.R.L - Todos los derechos reservados - Desarrollado por Pablo D. Berniker - Design by Mueka Studio