Portada | Cartelera | Musicales | Noticias | Notas | Beneficios | Castings | Cursos | Publicidad | Nosotros | Foros | Usuarios
  Buscar   en     
 
  Detalle de la nota
 
 
Entrevista a Julia Garriz y María Emilia Ladogana
Hablamos con Julia Garriz y Maria Emilia Ladogana, actriz y directora respectivamente de Que sea verano, y además actrices ambas de Antes que el tiempo pase, con ellas hablamos en profundidad sobre estos espectáculos. Por Martin Dichiera
 
 
 

9.junio.2017

Martin Dichiera: ¿De qué habla Que sea verano, y cuáles son los temas centrales de la obra?
Maria Emilia Ladogana: La obra es una oda a la adolescencia. Una edad que muchas veces está subestimada, por lo que muchas veces se le dice “la edad del pavo”. A mí por el contrario me parece que es una edad muy trascendente, que de pavos los adolescentes no tienen nada, y quizás habría que vivir las cosas un poco más pasionalmente como en aquel entonces. A veces creo que los adultos estamos adormecidos por demás, que todo nos va y nos viene, y así nos pasan por encima y pasan las cosas que pasan o que vemos todos los días en la calle.
Y por otro lado, creo que es una edad bisagra en la que uno como ser humano se encuentra por primera vez con su existencia. Con todo lo que eso implica. El amor, el despertar sexual, el pertenecer, el no pertenecer, la malicia con la otredad, la violencia, el género. En fin, temáticas por todos conocidas, pero que a veces está bueno repensarlas.
Julia Garriz:  Que sea verano habla de muchas problemáticas que atraviesan los adolescentes. Que atravesaron ayer, y que atraviesan hoy. Teniendo en cuenta la adolescencia como esa franja de edad que queda en el medio, algo perdida y olvidada por la sociedad. Una etapa intensa y pasional que como un volcán erupciona todas las emociones juntas que el cuerpo puede alojar y cada uno a su manera las ataja como puede. El eje es el relato de la primer relación sexual de uno de los personajes, en este caso  María. Y a partir de ahí cómo se van afectando los vínculos entre amigos, novios, hermanas. La importancia de la mirada del otro, del que dirán como constructor de personalidad y sostén del autoestima. Habla también de la soledad que atraviesan estos adolescentes y de la importancia de tomar sus primeras decisiones. Las primeras angustias existenciales, elecciones sexuales. La exigencia de ser y actuar como la sociedad espera que lo hagas. A primera lectura, lo primero que pensé fue lo distinta que había sido mi adolescencia a la de María (mi personaje), yo me críe en Chascomús con lo cual mi carácter adolescente fue muy distinto a lo que uno podría pensar que es  el de un adolescente de ciudad. El modo de hablar, el mundo que lo rodea, etc. Sin embargo, y si bien el contexto condiciona, los adolescentes son adolescentes acá y allá. En este caso María y yo compartimos muchas emociones, y haciéndome cargo de esto a través de María me sacó las ganas de decir muchas cosas que nunca pude decir.
M.E.L: Transcurre en los 90s también. Eso no es menor. Creo que los adultos de hoy en día, hijos de esa década, hemos crecido bastante contaminados por esa cultura for import, la televisión y sus “valores”, el consumismo desmedido, con referentes que mejor olvidar… Hoy en día, en nuestra sociedad, a veces cuando pasan las cosas que pasan, a mí me sirve mirar para atrás y decir, y claro… cómo no vamos a elegir así, como no vamos a decidir, a pensar así. Mirá todo lo que nos metieron en la cabeza de chicos. Con esto no quiero librarnos de responsabilidades… pero siento que entiendo un poco más.
M.D.: ¿Cómo fueron los primeros lineamientos con los que trabajó y cómo fue el acercamiento inicial de Que sea verano?  M.E.L.: Lo primero y creo que es lo más importante que tiene la obra, fue resuelto en una primera reunión, cuando convoqué a quienes quería que fueran parte del proyecto. Julia Gárriz, Fernando Contigiani, Catalina Napolitano, Pilar Viñes, Vanina Dubois y Fede Ottone para actuar y Dominique Maucci para trabajar conmigo en la dirección. Digamos que lo inicial fue armar el equipo. Y no es menor esto que digo, porque realmente creo que en un grupo humano que encara un proyecto de teatro independiente, más allá del trabajo, el talento que pueda haber, el oficio, es muy importante tener los mismos códigos, y un buen vínculo. Las condiciones de investigación y trabajo, pueden ser muy austeras a veces, entonces entiendo que es muy importante trabajar con gente que se piense parecido, y con los que se compartan códigos más allá de lo artístico.
Después de esto, de habernos elegido, empezamos a improvisar y a investigar un poco el mundo que plantea la obra, cómo se vinculan éstos cuerpos adolescentes, cómo se relacionan, cómo reaccionan. Compartimos anécdotas, reflexiones, experiencias, también materiales, series, películas, lecturas. Eso también nos sirvió mucho para arrimar el bochín, para armar un imaginario común y poder empezar a constituir algo de lo que hoy en día se ve en la escena.

 

M.D: Julia ¿Cómo y en qué momento te llego el proyecto, y cuál fue tu primera reacción?
J.G: Memi me acerco la obra cuando estaba aún en proceso de escritura. Ella estaba yendo al taller de dramaturgia con Sol Rodriguez Seoane y me mostró la primer escena, recuerdo que la leímos juntas en casa. Apenas arranqué a leer el primer monólogo supe que quería actuarla. Tuve la sensación de estar leyendo algo que me estaba dando vueltas hacía tiempo ya en la cabeza, en el cuerpo, en la piel. La frescura, desfachatez y profundidad de Que sea verano, y propias de María Emilia, me enamoraron a primera lectura. Al tiempo, ella me cuenta que quería llevar a cabo el montaje de la obra con un equipo increíble y a partir de ahí se dio todo muy rápido, tuvimos la primer lectura, ensayos y al año siguiente estrenamos.   

 

M.D: ¿Cómo fue el proceso de ensayos, y trabajar con Emilia en la dirección?
M.E.L.: El proceso de ensayos fue de mucho trabajo. Nos juntábamos tres veces por semana tres horas por día, lo cual para ser teatro independiente, era bastante. Pero el espacio del ensayo siempre fue la prueba. Entre todos teníamos que descubrir el material, que escondía, que nos tenía preparado. Si bien había algo escrito, no era más que eso. Un conjunto de palabras unidas. Pensamos que el lenguaje del teatro no es el texto, sino todo lo otro que podemos generar o que se puede percibir, más allá del significado de la palabra. En busca de eso fuimos. De nuestro lenguaje, de nuestro modo de “hablar” de eso de lo que va la obra.
Creo que los mayores retos tuvieron que ver con nuestras ansiedades. Y con aprender a respetar nuestros tiempos, individuales, pero por sobre todo los del material, los del trabajo. Y eso es lo lindo también. Saber que hay algo por encima de todas nuestras voluntades o necesidades. El trabajo en conjunto, un nosotros que prevalece ante cualquier individualidad. Y que supedita a cada uno de nosotros a algo mucho más poderoso, menos soberbio y más humano. La unidad, lo colectivo.
J.G: Es la primera vez que trabajo con Memi en esta combinación de roles y la verdad es que fue muy placentero y de mucho respeto, de nosotros actores hacia ella y de ella hacia nosotros. Su impronta como dramaturga y directora es muy particular, muy suelta. Creo que tiene la cuota necesaria de claridad sobre lo que quiere y de flexibilidad sobre esas ideas que quiere. De no saber y dejar que el material pida, busque y descubra pero sin soltar aquello que ella quiere contar. Como actriz se agradece mucho esa mirada panorámica que tiene, y que se necesita de un director, para transmitirte la confianza en que la totalidad de elementos y lenguajes que se combinan en escena cuentan algo mucho más importante de lo que vos como intérprete podés hacer. Y eso es maravilloso. No es casualidad que sea una deportista desde pequeña y trabaje para el crecimiento del equipo por sobre toda individualidad. Además, y esto lo voy a destacar con ímpetu, la acompaña Dominique Maucci en la dirección quien también es actriz y a quien la caracteriza una tenacidad arrogante porque las cosas salgan y de la mejor manera, así que su rol en relación a lo artístico y a la producción fue importantísimo. Su trabajo fue de mucha sensibilidad para con el material.


M.D: Además ambas actúan en ¨Antes que el tiempo pase¨ ¿Con qué se van a encontrar quienes vean la obra?
M.E.L.: Se van a encontrar con un trabajo que arriesga, que prueba y que invita a ser parte. Antes que el tiempo pase, habla sobre la imposibilidad de que pase el tiempo, de lo que eso genera dicha conciencia, de las frustraciones, las pérdidas, los amores nuevos, los desamores, las soledades.  Pequeñas situaciones se desarrollan, adentrándose en esta temática, tomando como eje el día del cumpleaños. Día del año en el cual, muchos de nosotros, nos ponemos reflexivos, y de algún modo, hacemos el balance de lo que somos hoy, de lo que fuimos y de lo que ya no seremos.
J.G: Antes que el tiempo pase es una de esas obras que no la podes calificar como teatro sino como obra de arte. Es una obra hermosa, muy nuestra, que nació de un trabajo de investigación y que todas las funciones sigue investigando con nosotros. No hay un relato lineal. Podríamos decir que es una obra que a modo de lupa resalta esos pequeños instantes de la vida que están relacionados al paso del tiempo, a tener un año más, a lo que uno espera o desea, como nos afecta que el tiempo pase y la importancia de estar con otros mientras tanto. La luz, la escenografía, el vestuario y la actuación combinan sensibilidad, y belleza, pero esa belleza densa que a veces duele y otras te hace muy feliz.


M.D.: ¿Qué es lo que les resulta más atractivo de esta propuesta? J.G: El abismo que genera estar presente, respirando con otros en escena. Con otros me refiero a los actores en este caso María Emilia Ladogana y Julián Marcove, al público, al técnico y a todo aquello que esté presente en el momento de la función. El formato de esta obra en particular,  es muy buchon y te delata muy fácilmente si te quedas trabajando solo. Ataca plenamente el individualismo. Se ponen a prueba muchos mecanismos actorales que son los que generan, sostienen y transforman la tensión desde que se da sala hasta el apagón final. No hay personajes con una estructura clásica así tampoco un relato claro, con lo cual no hay de donde agarrarse más que de la actuación y de aquello que queremos contar con la actuación. Desde la dirección, Julieta Abriola y Sabrina Marcantonio buscaron y generaron un sistema en el cual las diferentes situaciones se suceden unas tras otras oscilando entre aquello que tenemos pautado y aquello que no sabemos qué va a pasar. Y que nos sorprende en cada función. Y eso es absolutamente fascinante.
M.E.L.: El riesgo. El modo de contar que elegimos y que se nos propuso desde la dirección. Julieta Abriola a la cabeza, junto con Sabrina Marcantonio, nos invitaron a constituir desde la actuación, un “entre” que sostenga y permita que se pueda pasar de una situación a otra, sin desarrollar por completo cada una. Que todo se vaya transformando. Y que podamos contar de esa manera. No hay personajes fijos, y la obra tiene una estructura rizomática, en la que ninguna situación termina de anclar. Nos valemos también de elementos como la música, el espacio y las luces, que también hablan por sí mismas. En ésta obra, se invita mucho al espectador a completar lo que se genera en la escena. Amigos que han venido a vernos, al finalizar, nos contaban que tal o cual situación les remitió a una experiencia particular, o a una sensación que tuvieron ellos tal día en su cumpleaños; y eso es lindo.
J.G: La obra habla del paso del tiempo, la llegada de un nuevo año y todo lo que eso conlleva. Los deseos. Las frustraciones. Los cambios. Las personas que el tiempo deja atrás y las que lo dejan a uno. Las personas nuevas. Los logros. Y lo que es y no volverá a ser.  

Que sea verano se presenta los viernes a las 23:15hs en Espacio Sísmico (Lavalleja 960), mientras que Antes que el tiempo pase de Julieta Abriola se presenta en Apacheta (Pasco 623) los sábados a las 23hs.

Martin Dichiera
En redes sociales: @MartinDichiera


 

 
 
 
    Enviar nota por E-mail  
Share    
< Volver a Cartelera
...........................................................................................................................................................
 
¡Enviá tu comentario!
Tenés que ser un usuario registrado para enviar tu comentario. ¡Registrate gratis!
 

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algíºn comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Enviar un comentario implica la Aceptación del Reglamento.

 
 
 
 
........................................................................
  + Leidas  
 
  + Recientes  
 
  + Comentadas  
........................................................................
........................................................................
Quiero suscribirme al Newsletter!
........................................................................
 
Portada | Cartelera | Musicales | Noticias | Notas | Beneficios | Castings | Cursos | Publicidad | Nosotros | Foros | Usuarios
Nos acompañan:
 
Copyright © 2006-2011 - GEOteatral S.R.L - Todos los derechos reservados - Desarrollado por Pablo D. Berniker - Design by Mueka Studio