Portada | Cartelera | Musicales | Noticias | Notas | Beneficios | Castings | Cursos | Publicidad | Nosotros | Foros | Usuarios
  Buscar   en     
 
  Detalle de la nota
 
 
No inventes lo que no quieras... - Critica
Bajo el embrujo de Silvina Ocampo. Obra dirigida por Agustín Pruzzo, interpretada por Florencia Carreras y Anabel Dopslaff, con música original y en vivo de Santiago Sahagun. Por Matías Spector
 
 
 

23.septiembre.2013

Durante largo tiempo, la figura de Silvina Ocampo ha sido resguardada entre familiares columnas (de su amigo Borges, de su marido Bioy, de su hermana Victoria), y aún hoy, cuando artistas y críticos la han recuperado como una de las escritoras más venerables de la literatura Argentina, el lector o el espectador que afronta su obra tiene la impresión de hacerlo en cuclillas, como espiando a través del hueco de un ratón. Cualquiera de sus cuentos ofrece la misma admiración a los críticos, el equilibrio enigmático entre prosa y poesía, y el mismo desafío a los artistas, ¿cómo formular ese equilibrio, la intersección artificial en que la prosa no vuela por los aires y en que la poesía no se arrastra por la tierra? “No inventes lo que no quieras que exista” es una obra de arte que ha respondido con buen sentido crítico: expresar un equilibrio entre lo que es teatro y lo que es realidad.

Por una escalera bordeada de velas, se llega a una sala de estar con sillones. El resto de las habitaciones disponen un amueblado de negra o blanca madera, que confiere un indistinto estilo colonial y aristocrático. Un violinista (Santiago Sahagun) toca su música entre los invitados. Una doncella de blanco (Anabel Dopslaff) nos da la bienvenida y nos invita una copa de vino; tiempo más tarde, en algunos entreactos, esa misma doncella reflexionará de las posibilidades metafísicas del cuento. Nada allí es esencialmente una invención teatral. Aquella primera escena que se representa en la cooperativa Plaza de Adela ocurre desprovista de artificios. ¿Hay actuación en el cuidado del violinista o en los ojos brillosos de la doncella? ¿Hay escenografía en esa casa? Todo público es también un invitado, sugieren las preguntas irresueltas. Tal es la autonomía de esta pieza que incluso la referencia a un director podría pasar por superstición, de la misma forma que nuestros sueños carecen de una dirección. Y sin embargo, en honor a su oculto trabajo, Agustín Pruzzo debe ser mencionado
Ni en el aire ni en la tierra, Florencia Carreras flota como un espíritu de habitación en habitación. Nosotros la seguimos y la vemos encarnar distintos personajes que alguna vez fueron los sueños o las pesadillas de Silvina Ocampo. Todos ellos se codean con la Muerte, perversamente, con infantil ingenuidad y con maduro dolor. La voz de Florencia se arruga y se distiende; sus modales ya se hacen bruscos, ya se enternecen. Por momentos, su pasión atropella todo lo que hay a su alrededor. Con inusitada fuerza y energía, con asco y furor, Florencia nos enseña las entrañas de cada palabra.
Quizá los reales ejecutantes de nuestros sueños sean emociones y energías ocultas. Puede que en verdad Florencia Carreras no encarne personajes sino diagramas de emociones, arroyuelos de energía. Y tan atropellado pudiera sentirse el espectador que las palabras originales de Silvina Ocampo se ofuscan. No es que los sentidos se pierdan en la indiferencia sino que Florencia Carreras hiende las palabras. Y el dolor y la ingenuidad de todas ellas quedan al descubierto como un rubor en la mejilla o como una lágrima en el párpado.

“No inventes lo que no quieras que exista” crea una ilusión de omnipotencia, de no estar llevada por director o actores sino por sentimientos. En verdad, el equipo reducido de la producción invita a imaginarlos como una pequeña familia. Así nosotros, los invitados, somos agasajados con tanta afinada solicitud que no podemos sino entrelazarnos en ese vínculo familiar. Quizá todo esto sea cierto; quizá la producción y los invitados a esta obra conformen una real unión familiar, que se apaña bajo las sombras del embrujo de Silvina Ocampo. Yo no conozco una escritora que despierte tanto cariño y tanto amor entre sus lectores. “No inventes lo que no quieras que exista” se hace merecedor de ese cariño también.
 

Matías Spector
matias@geoteatral.com.ar

 
 
 
  Información  
 
 
 
TEATRO
Plaza de Adela
DIRECCIÓN
Billinghurst 2190
TELEFONOS
WEB
 
FUNCIONES
Viernes 21 hs.
LOCALIDADES
 
  Ficha Técnica  
 
 
 

Intérpretes: Florencia Carreras y Anabel Dopslaff
Música original y en vivo: Santiago Sahagun

Luces: Gaston Zurzupi
Diseño Gráfico: Facundo Gingarelli
Producción: Florencia Carreras
Asistencia General: Ale Canosa
Dirección: Agustín Pruzzo

Temporada: 14/04/2013 al 21/09/2013
 
    Enviar nota por E-mail  
Share    
< Volver a Cartelera
...........................................................................................................................................................
 
¡Enviá tu comentario!
Tenés que ser un usuario registrado para enviar tu comentario. ¡Registrate gratis!
 

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algíºn comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Enviar un comentario implica la Aceptación del Reglamento.

 
 
 
 
........................................................................
  + Leidas  
 
  + Recientes  
 
  + Comentadas  
........................................................................
........................................................................
Quiero suscribirme al Newsletter!
........................................................................
 
Portada | Cartelera | Musicales | Noticias | Notas | Beneficios | Castings | Cursos | Publicidad | Nosotros | Foros | Usuarios
Nos acompañan:
 
Copyright © 2006-2011 - GEOteatral S.R.L - Todos los derechos reservados - Desarrollado por Pablo D. Berniker - Design by Mueka Studio