Portada | Cartelera | Musicales | Noticias | Notas | Beneficios | Castings | Cursos | Publicidad | Nosotros | Foros | Usuarios
  Buscar   en     
 
  Detalle de la nota
 
 
PH - Critica
El anhelo de ser Van Gogh y tener un PH. Espectáculo con las actuaciones de Ezequiel Gelbaum y su director Claudio Mattos, que reza: A veces mejor solos que mal acompañados. Critica de Estefania Romano
 
 
 

17/06/2011

¿Cuánto tiempo toleramos comportamientos que no nos agradan de un amigo?, ¿Es un lugar común, al alcanzar la madurez desilusionarnos de nuestros amigos de la adolescencia? En especial, cuando se trata de esas amistades de toda la vida a las que nos tomó un buen tiempo acostumbrarnos. Vínculos frágiles y líquidos que podemos sostener por mucho tiempo sin tomar consciencia de su trascendencia.

En principio lo que llama la atención es la puesta estilo vodevil. Estamos dentro del living de Roy, el dueño del PH, en una versión realista ya que la puesta habilita exteriores. Tenemos la oportunidad de ver entrar a los personajes por una puerta de verdad, algo a lo que el teatro nos tiene poco acostumbrados. El patio y la cocina (exteriores) hacen de Off, semi-visibles pero audibles, lo que permiten percibir el estado de tensión que se genera en cada personaje cuando entra o sale del espacio común, de la arena de disputa. Es muy interesante el peso que tienen los diálogos cuartos a cuarto, la deformación que sufren los temas, hasta los tonos de voz, marcan el desinterés y la incapacidad de mirarse cara a cara. Quizás una metáfora de la dificultad que tenemos para sentarnos a conversar con interés y franqueza, tomando compromisos con los vínculos que establecemos. Un efecto muy logrado gracias a la dirección y la destreza actoral.

La trama comienza cuando Delio (Ezequiel Gelbaum) irrumpe en la casa de Roy buscando asilo. Llega muy fresco y se instala, dando por sentado que éste lo va a recibir porque tiene la obligación como “amigo”, sin embargo nota que Roy está deprimido. Parece que nadie recuerda que es el día de su cumpleaños y el fantasma de su ex novia inunda la sala. Sin lugar a duda Delio es uno de los personajes más interesantes por su irreverencia, su simpatía. Además, Delio trae un lugar muy común para los treintañeros; la desesperación por ser alguien, por vivir de una pasión, esa necesidad de que otro se ocupe de proveer las cosas básicas mientras él hace arte (hasta se siente incomprendido como Van Gogh), cuenta con sueños tan enormes como su ego desmedido. Luego, aparece Franco (Julián Smud), otro amigo, este con aparentes problemas de Corazón y de drogas, que tiene un look a lo George Michel pero más sombrío, depresivo y con menos pelo, y por último, llegan otros dos amigos más para organizar el asado de cumpleaños, el dúo dinámico (los inseparables) Mirco (Jorge Ariel Torres) y Nahuel (Javier Pedersoli), que despliegan su relación enfermiza amigo dominante- amigo dominado durante todo el sketch. Ambos mantienen una relación muy cercana, en la que Mirco se permite avasallar cada toma de decisión de su amigo, boicotear sus proyectos, ya que lo ve incapaz de concretar un proyecto personal. Mirco es el componente de violencia de la obra, menosprecia a su compañero todo el tiempo por lo que “Nahu” es una bomba de tiempo que genera gran tensión en el espectador. Hay que destacar el trabajo corporal de Javier, con sólo ver la postura de “Nahu” se deduce su móvil.

La inmadurez del grupo es tan grande como la angustia que guarda cada una de sus historias, y el deseo de ser comprendido por el otro. Quizás esta riqueza tenga más peso que el final, que se predice cuando pesa la culpa y el secreto compartido en las conciencias de los personajes para con el cumpleañero. Lo genial de PH es como captura con humor (entre portazos y pases de factura) la esencia de las relaciones de nuestros contemporáneos, lo liquido de los vínculos, la necesidad enorme que tenemos de ser escuchados y esa sensación de asfixia incesante que es estar en la "busqueda", (como dice Delio cuando le preguntan a que se dedica) el temor de subirnos al tren equivocado y sentirnos solos.

 

Estefanía Romano

 

 
 
 
  Información  
 
 
 
TEATRO
Espacio Polonia
DIRECCIÓN
Fitz Roy 1477 (timbre P)
TELEFONOS
3965-9549
WEB
 
FUNCIONES
Sabado 21 hs.
LOCALIDADES
Estudiantes y jubilados $20
Platea $25
 
  Ficha Técnica  
 
 
 

Autor: Claudio Mattos
Elenco: Claudio Mattos (Roy), Ezequiel Gelbaum (Delio), Julián Smud (Franco), Javier Pedersoli (Nahuel), Jorge Torres (Mirco)
Producción: Espacio Polonia
Escenografía: Espacio Polonia
Iluminación: Ricardo Sica
Prensa: Simkin & Franco
Dirección: Claudio Mattos

Temporada: 19/02/2011 al 28/07/2011
 
    Enviar nota por E-mail  
Share    
< Volver a Cartelera
...........................................................................................................................................................
 
¡Enviá tu comentario!
Tenés que ser un usuario registrado para enviar tu comentario. ¡Registrate gratis!
 

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algíºn comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Enviar un comentario implica la Aceptación del Reglamento.

 
 
 
 
........................................................................
  + Leidas  
 
  + Recientes  
 
  + Comentadas  
........................................................................
........................................................................
Quiero suscribirme al Newsletter!
........................................................................
 
Portada | Cartelera | Musicales | Noticias | Notas | Beneficios | Castings | Cursos | Publicidad | Nosotros | Foros | Usuarios
Nos acompañan:
 
Copyright © 2006-2011 - GEOteatral S.R.L - Todos los derechos reservados - Desarrollado por Pablo D. Berniker - Design by Mueka Studio