Portada | Cartelera | Musicales | Noticias | Notas | Beneficios | Castings | Cursos | Publicidad | Nosotros | Foros | Usuarios
  Buscar   en     
 
  Detalle de la nota
 
 
Vispera de elecciones - Critica
Aníbal Gullini, recrea con humor la ansiedad y el fervor de un pueblo en víspera de elecciones, que cuenta con los dogmas partidarios propios, en donde el amor y la pasión política se entreveran con resultados inciertos. Crítica de Estefanía Romano.
 
 
 

Un pueblo en víspera de elecciones, un líder espiritual y una mujer en busca de su voz propia… quizás una temática fácil de actualizar. Aunque es a su marido “Pichu” Olarticoechea, a quien en un principio, las palabras le queman. Porque, Pichu es el candidato más reconocido del partido Celibertista (un partido ficticio, en el cual los parecidos a la doctrina peronista, son mera coincidencia) sello que porta con honor, ya que esta historia acontece en una casa de pura cepa Celibertista, y en un pueblo muy “Celiberal”.

Días antes de llenar los comicios, las banderas y pancartas están en la calle y los camiones con alto parlantes anuncian al candidatura celibertista, sin embargo, algo terrible para la moral y las buenas costumbres acontece: Pichu sufre de presión porque “Moni” su mujer, ha desaparecido y las habladurías del pueblo sentencian que se ha ido con otro hombre, ¡es grave! estamos rondando los años 50 o 60 y no hay candidato que no deba ser un señor bien casado, en el deber de cuidar las buenas costumbres que demanda una familia noble. En este contexto, el ¨Zorro¨ Argañaraz, (un desopilante Pablo Chao) socio del partido y de reputación un tanto sombría, se aparece con la intención de poner orden en esa casa convulsionada, y segunda a Orticoechea para asegurarse de que nada eche a perder las elecciones. Pero no es el único que tiene planes para la ocasión. La historia se desenvuelve en los cruces de intrigas, malentendidos y secretos que emergen por su propio peso. Pero hay un solo elegido para embanderar el futuro celibertista del partido, ese elegido lleva en la sangre a Raúl H. Celiberti y será el menos esperado.

Anibal Gulluni, construye una obra con un humor sorprendente que parece costumbrismo pero no lo es, porque paradójicamente ironiza los puntos de fuga y las debilidades del sistema patriarcal tanto en lo familiar como en lo político. Toda la estética está cuidada para dar cuenta de esas costumbres enquistadas en lo más micro de nuestras prácticas culturales. Además, los personajes siempre juegan al borde, en donde hay situaciones impensables que se actúan con normalidad, pero con la normalidad de un absurdo.

Hay que destacar la interpretación impecable de Rosina Karp como Mirna, la suegra y cabeza de familia, quien se trae entre manos un complot, en donde el papel de la mujer aparece como la liberación preanunciada. Además, del brillante trabajo que se refuerza hacia el final de Sol Fernández López como Mónica, quien aparenta la típica ama de casa de sueños rotos y de un talento nato para movilizar emociones.

El momento de clímax en donde la obra empieza a crecer sin descanso, ocurre cuando en la estancia Orticoechea, el potencial intendente, pide explicaciones a su mujer y al poeta subversivo que la corteja (interpretado audazmente por Martín Tchira, que seduce con sus gestos) El amante parece que vio luz y entró, ya que permanece graciosamente ensimismado, fuera de si, y sin tomar mucha consciencia de lo que ocurre hasta que acaba enganchado en éste triangulo amoroso, azaroso, filosófico y moral.

Los tres parecen absortos en una disputa simbólica por la palabra aunque estén hablando de cosas completamente diferentes y disparatadas. Mientras Pichu pretende explicar lo que él entiende por matrimonio: un “apacible respeto”, derechos y garantías obtenidas, Gastaldi dispara para lados insospechados, metaforiza y recita que el matrimonio es como un “trivial bostezo”, sólo en el caso que no sea también una conspiración represiva en donde para explicarse se representa en la mesa ratona a las masas y a la amenaza, en el sillón conyugal. Este dialogo absurdo solo se turba con el llanto desconsolado de Moni que anuncia, luego de años de opresión, que tiene algo para decir… ¿sobre el mar?

Con una trama clara y bien resuelta, se recrean con mucho humor los momentos más fervorosos y estigmatizables del activismo político nacional, sobretodo cuando la política tiende a copiar viejas recetas, y cuando se pretende reciclar candidatos a imagen y semejanza de un líder carismático que ya no esta. 

Finalmente, las damas (el resto del elenco) acompaña con gran habilidad logrando una obra sin altibajos en la que vestuario, iluminación y escenografía reproducen el verosímil de una casa de caudillos en la que el retrato de Raúl H. Celiberti es el núcleo de las motivaciones y de la verdad, es la esencia de la vida de estos personajes y se encarna en esa frase que repiten todos: “Celibertistas desde antes de nacer y hasta después de morir”, pero cuidado, que las mujeres se traen algo entre manos y lograr algo antes impensado con situaciones hilarantes, en torno a un estética refuerza ese disparate que tiene un punto de inflexión engendrado desde “la placenta de la historia” y que hace que el público no cese de reír desde la primer carcajada de Mirna, que abre la puerta de la ironía y al sinsentido, hasta el final.

Estefania Romano
estefania@geoteatral.com.ar

 

 
 
 
  Información  
 
 
 
TEATRO
El Camarin de las Musas
DIRECCIÓN
Mario Bravo 960
TELEFONOS
4862-0655
WEB
http://www.elcamarindelasmusas.com.ar
 
FUNCIONES
Sabado 23 hs.
LOCALIDADES
Estudiantes y Jubilados $35
General $50
 
  Ficha Técnica  
 
 
 

Dramaturgia: Aníbal Gulluni
Actúan: Pablo Bustamante Figueroa, Pablo Chao, Rosina Karp, Ana Giménez, Sol Fernández López, Martín Tchira, Mayra Galván Berrutti, Emilia Romero, Francesca Giordano, Denise Bellatti, Carolina Sturla, María Amelia Repetto.
Vestuario: Jazmín Clavín, Jazmin Gaffoglio
Escenografía: Manuel Mendoza, Eva Richter y Javier Olivera
Diseño de luces: Claudio Del Bianco
Música original: Aníbal Gulluni
Arreglos Musicales y diseño sonoro : Nicolás Gulluni
Asistencia de escenario: Roque Aguirre
Asistencia de dirección: Mayra Galván Berrutti, Carolina Sturla
Realizadores: “La Naranja Retáblica” ( Fenando Amarilla, Gustavo Garabito)
Dirección: Aníbal Gulluni

Temporada: 17/02/2012 al 13/04/2012
 
    Enviar nota por E-mail  
Share    
< Volver a Cartelera
...........................................................................................................................................................
 
¡Enviá tu comentario!
Tenés que ser un usuario registrado para enviar tu comentario. ¡Registrate gratis!
 

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algíºn comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Enviar un comentario implica la Aceptación del Reglamento.

 
 
 
 
........................................................................
  + Leidas  
 
  + Recientes  
 
  + Comentadas  
........................................................................
........................................................................
Quiero suscribirme al Newsletter!
........................................................................
 
Portada | Cartelera | Musicales | Noticias | Notas | Beneficios | Castings | Cursos | Publicidad | Nosotros | Foros | Usuarios
Nos acompañan:
 
Copyright © 2006-2011 - GEOteatral S.R.L - Todos los derechos reservados - Desarrollado por Pablo D. Berniker - Design by Mueka Studio